Guardado de frutas y verduras

Con todas las diferentes frutas y verduras disponibles en el supermercado y en el mercado de agricultores, es difícil saber exactamente cómo guardarlas. Aquí hay una guía de referencia rápida para mantener sus frutas y verduras frescas:

Las frutas y verduras que deben guardarse en el refrigerador (a 40°F o menos) incluyen manzanas (si se conservan por más de 7 días), albaricoques, peras asiáticas, bayas, cerezas, frutas cortadas, higos, uvas, alcachofas, espárragos, judías verdes, remolacha, endibia belga, brócoli, coles de Bruselas, col, zanahorias, coliflor, apio, verduras cortadas, cebollas verdes, hierbas (no albahaca), verduras de hoja, puerros, lechuga, champiñones, guisantes, rábanos, espinacas, brotes, calabazas de verano, y maíz dulce. Deben guardarse en bolsas de plástico separadas y perforadas, en los cajones de la refrigerdora (un cajón para frutas y otro para verduras).

Las frutas que deben madurarse en el mostrador y luego refrigerar incluyen aguacates, kiwi, nectarinas, melocotones, peras y ciruelas. Cuando esté madurando, guarde diferentes frutas por separado, ya sea en una bolsa de papel, una bolsa de plástico perforada o un tazón de maduración lejos de la luz del sol.

Las frutas y verduras que solo deben guardarse a temperatura ambiente fuera de la luz del sol directa incluyen manzanas (si se guardan por menos de 7 días), bananas, cítricos, mangos, melones, papayas, caquis, piña, plátano, granadas, albahaca (en agua), jengibre, jícama, calabazas, tomates y calabazas de invierno. El ajo, las cebollas, las papas y las batatas deben guardarse en un área bien ventilada en la despensa. Los pepinos, las berenjenas y los pimientos también deben guardarse a temperatura ambiente, pero pueden refrigerarse por unos días si se usan poco después de sacarlos del refrigerador.

Recuerde lavar las frutas y verduras frescas con agua corriente antes de cortarlas, comerlas o cocinarlas. Las frutas y verduras etiquetadas como “listas para comer” o “lavadas” no necesitan ser lavadas nuevamente antes de usarlas. Después de cortarlas, todas las frutas y verduras deben ser guardadas en un tupper o en una bolsa ziploc. Refrigere las frutas y verduras cortadas, peladas, y cocidas dentro de las dos horas.

Lave las frutas y verduras en agua corriente fría antes de congelarlas. Las frutas deben tratarse con ácido ascórbico antes de la congelación, mientras que las verduras deben blanquearse antes de la congelación. Utilice únicamente bolsas o recipientes seguros para el congelador cuando congele frutas y verduras. No descongele vegetales congelados antes de usarlos. La fruta que ha sido congelada es mejor servida parcialmente congelada.



© 2022 North Carolina Cooperative Extension
Expanded Food and Nutrition Education Program (EFNEP)

North Carolina State University
Agricultural and Human Sciences Department

Cooperative Extension at North Carolina Agricultural and Technical State University
College of Agriculture and Environmental Sciences (CAES)